miércoles, 22 de noviembre de 2017

BUEN DÍA...!!!


FELICIDAD



Sólo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

BUENAS NOCHES...!!!


SONRÍE..


CURIOSIDADES


martes, 21 de noviembre de 2017

BUEN DÍA...!!!


Enlaces entre familias espirituales y humanas....♥


Como norma general, los miembros de un mismo grupo espiritual no retornan en sus siguientes encarnaciones como miembros de la misma familia genética humana. Esto significa que a diferencia de la tradición india americana, el alma de un abuelo generalmente no regresa al cuerpo de su nieto. Para las almas que buscan aprender lecciones frescas, resulta limitante e incluso redundante el hecho de retornar a cuerpos que poseen la misma información hereditaria, étnica, cultural y muy probablemente hasta el mismo ámbito geográfico que experimentaron en una vida pasada. Al encarnar en diferentes familias alrededor del mundo en cada vida, las almas son capaces de aprovechar la gran variedad de alternativas de cuerpos humanos. Esta variedad es la que da profundidad a nuestras encarnaciones en la Tierra.

En casos inusuales, nuestros guías pueden ser indulgentes con almas que tienen fuertes sentimientos acerca de asuntos kármicos inconclusos y que por ello desean retornar a la misma familia. Estas almas pueden recibir otra oportunidad por perjuicios recibidos o para corregir los daños causados a otros en la familia. Ellas pueden retornar como los hijos de una nueva generación, pero siempre dentro del tiempo de vida de aquellas personas que estuvieron involucradas con los eventos kármicos que requieren su atención. Deseo recalcar que los casos de reencarnación genética por motivos kármicos son muy raros.

Es mucho más probable que el alma retorne a otra familia con asociación periférica a la familia de su anterior vida para remediar un daño severo. Sin embargo, ésta también sería una decisión muy poco convencional, especialmente en casos de almas lastimadas, porque podría conllevar venganza. Aunque las almas generalmente no encarnan en la misma familia hereditaria que tuvieron en vidas pasadas, los miembros del mismo grupo espiritual usualmente escogen nuevas familias donde pueden estar juntos. Los miembros de los grupos espirituales tienden a estar asociados por lazos de sangre y proximidad geográfica. ¿Qué tipo de papel escogen?

Estoy seguro que los lectores podrían sentarse y concluir cuáles de los miembros significativos de su familia, amigos, amantes e incluso simples conocidos serían candidatos para su propia familia espiritual. Imaginemos una carta con las aureolas de color de una familia espiritual en su vida actual. Un diagrama muestra cómo un grupo de almas encarnó en familias humanas con el fin de permanecer en contacto durante más de tres siglos. Mi personaje central en este diagrama es Ruth. Nótese que de un siglo al siguiente, la herencia familiar es completamente diferente a pesar de las suposiciones genealógicas de mi carta. Esta figura es una versión condensada de los amigos espirituales encarnados de Ruth.

En cada siglo hay seis almas de su grupo espiritual y dos miembros de un grupo asociado. Ruth aparece en el centro del diagrama y cada una de las líneas que conectan desde el centro hacia fuera representan la misma alma asumiendo diferentes roles familiares relacionados con Ruth desde el siglo XX y retrocediendo hasta el siglo XVIII. Podemos ver que el compañero espiritual primario de Ruth en esta vida es su esposo. En su vida anterior, esta alma fue su mejor amigo y en la anterior a ésta, fue su esposa (en el siglo XVIII Ruth fue un hombre). El compañero espiritual primario de Ruth tenía una aureola matizada de amarillo protector mientras que la aureola de Ruth es una mezcla de matices blancos y azules que indican claridad y amor por el aprendizaje. Estos compañeros espirituales primarios se han unido en forma regular durante unos 7.000 años desde su primera vida juntos.

Junto con las almas acompañantes en el grupo espiritual de Ruth, he mostrado dos almas asociadas, pertenecientes a grupos cercanos. Estas almas son los actuales padres de mi paciente. Los roles que jugaron en el siglo XIX fueron los de abuelos.

En el siglo XVIII estas dos mismas almas fueron tíos de Ruth. La carta de Ruth representa la de un paciente típico. Cada grupo espiritual tiene sus propias variaciones sutiles en cuanto a preferencias familiares humanas. En la misma semana que atendí a Ruth, tuve un paciente extremadamente cercano a su madre. El alma de la madre fue miembro del grupo espiritual de mi paciente y fue su hermana en la vida anterior. Los abuelos a menudo tienen gran influencia en nuestras vidas tempranas como confidentes sensatos. A menudo encuentro que los abuelos favoritos en esta vida fueron hermanos o un gran amigo en una vida pasada. La dinámica social del contacto humano íntimo es tan poderosa que en la mayoría de los casos, las almas juegan roles en nuestra vida así como nosotros en la de ellas, conllevan lecciones kármicas para el grupo. Cuando somos lastimados por alguien cercano o cuando causamos dolor, que resulta en una alineación o separación, es porque se han prestado como voluntarias para enseñarnos algún tipo de lección al tiempo que aprenden por sí mismas.

Estas lecciones preparan a ambas partes para relaciones futuras, como lo demostrará el caso 35. Debo anotar que los roles periféricos en nuestras vidas, por cientos de almas asociadas de grupos cercanos, pueden continuar por generaciones. Por problemas de espacio no listé la totalidad de estas almas en la carta de la vida pasada de Ruth. Un ejemplo de una alma asociada importante no incluida aquí es el de un alma llamada Zenda, quien fue la maestra favorita de Ruth en sexto grado. Descubrí que en el siglo pasado Zenda fue una vecina muy colaboradora.

En el siglo XVIII, Zenda fue la propietaria de un negocio en el que trabajaba mi paciente. El diseño de red es apropiado cuando consideramos todas las interrelaciones de las personas cuyas vidas están ligadas a la nuestra. El perfil psicológico de los compañeros espirituales, las almas acompañantes y las asociadas en la vida actual y pasadas de un paciente instruye mucho cuando se encuentra detallado en una carta de tipo genealógico. En cada uno de los tres siglos pasados encontramos otro personaje principal en las vidas de Ruth; un miembro de un grupo espiritual asociado.

Esta alma, conocida como Ortier, asumió roles que involucraban personas celosas, impasibles y manipuladoras. Ella fue enviada para poner a prueba la naturaleza confiada de Ruth, de manera que pudiera aprender a recuperarse más rápidamente del dolor y a lidiarlo de manera más saludable. Aunque este personaje también demostraría buenas cualidades del temperamento humano, sus rasgos negativos eran una constante. En la vida presente de Ruth, Ortier es su suegra. En su vida anterior, esta alma representó a una amiga cercana que traicionó a Ruth. Hay evidencia de que los ciclos kármicos de Ortier asumiendo roles protagonistas en la vida de Ruth terminarán pronto.

Ruth es una persona cálida, apasionada y tierna. Su compañero espiritual primario posee estas cualidades, pero también es tenaz, decidido y brutalmente sincero. Muchas otras almas son más bien reservadas y tranquilas, pero también tienen similitudes en su carácter perfeccionista y necio. Un alma en el grupo es desprevenida, amistosa y más complaciente que las demás. Se trata del hermano de mi paciente, Andy en esta vida. Esta alma aceptó voluntariamente ser el esposo de Ruth en el siglo pasado para ocasionar un cambio en su marcha.

En aquella vida, el compañero espiritual de Ruth eligió el rol de un amigo y se compenetraron tanto que llegaron a tener un romance que por poco destruye el matrimonio de Ruth y Andy. Ella finalmente razonó que Andy, una pareja inusual, era la persona que abría su mente relajadamente a una existencia más optimista, en la que aprendería a apreciar cada día, a contemplar la vida con humor y complementar su cálida naturaleza humana. Aunque Andy no era su gran amor, Ruth encontró tolerancia y diversión al tenerlo como esposo en el siglo XIX. Por su parte, su compañero espiritual superaba un nuevo reto al desposar a alguien con un temperamento más desafiante que el de Ruth. No quiero dejar la impresión de que no casarse con el compañero espiritual signifique infelicidad. De hecho, he tenido pacientes que han alternado deliberadamente a sus parejas en una serie de vidas, con tres o cuatro almas de su círculo para asumir ciertos retos.

Aunque las almas de Ruth y Andy sólo lo intentaron por primera vez hasta el siglo XIX, los resultados fueron positivos.


Extracto de DESTINO DE LAS ALMAS
MICHAEL NEWTON Ph.D 2001

VÍA TRABAJADORES DE LA LUZ